Duatlón Vall de Núria | Jordi Perona

Suena el despertador, empiezan los nervios sabes que va a ser una carrera diferente, aunque no has pasado muy buena noche te levantas con ganas.Haces un error de novato, confiando que podrás desayunar «más o menos» como en casa, pero resulta que el hotel no sirve desayunos tan temprano, menos mal que mi súper compi @srgionbike y @aamateuri son previsores y trajeron un bizcocho proteico y plátanos.

Empieza la diversión! subimos en coche hasta la zona de transición, frío y aire desde abajo contemplamos el puigmal (2913 m) «hasta allí he de subir» 🥺🥺8.00 salida del grupo de bici @srgionbike sale a tope, en el grupo de los 5 primeros 12.5km a muerte, lo cual nos da cierta ventaja respecto a los demás. Llega a zona de transición en menos de 1h, me pasa el relevo y empieza la carrera a pie, por delante 3 contrincantes uno individual y otros dos que iban por equipos, llego a los pies del Puigmal y subiendo me coloco en 3.ª posición. Llego arriba de Puigmal con condiciones climatológicas inesperadas, mucho frío, aire y una niebla densa que no dejaba ver nada, aún así continuo. Paso la cima seguimos igual y ahora viene descender esa gran montaña, empieza la bajada, con miedo por el tobillo ya que hace una semana que tuve una caída grave y no estaba al 100%.

A punto de llegar a la Vall de Núria corria el km 9.5 aprox, cuando hago un «cuerpo a tierra» en toda regla, caída desafortunada al bajar la guardia, no hubo herida pero ahí cambió el rumbo de carrera, la mentalidad no sigue igual, la musculatura del tronco inferior muy cargada debido a la bajada por ir reservando, al llegar a Núria, noto una gran pesadez en las piernas, eso provoca que cueste mucho coger el ritmo y seguir una carrera en condiciones, lo cual hace que los rivales vayan adelantando, con la impotencia de saber que puedes dar más pero tu cuerpo no reacciona, así que lo único que piensas es en llegar lo mejor posible a meta.

Al final tuvimos que conformarnos con la 10° posición, así que, esta semana a recuperarse  bien del tobillo y a nivel muscular y pensando en que el próximo año, volveremos a luchar y esta vez buscaremos podio.

Dar millones de gracias a mi compañero y amigo sergi, que siempre tiene una sonrisa en la boca y dando ánimo aunque las fuerzas fallen, también agradecer el apoyo de alba y esther por aguantar los madrugones, nervios y locuras en las que os metemos, sin vuestro apoyo estas aventuras no serían lo mismo.

Autor: CTT

Comparte la entrada en

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2018 Club Triatló Tarragona